info@traveloja.com
(+34) 619 11 53 35
6046_17585

Ruta de los monasterios

La Rioja encierra muchos secretos que sólo el viajero atento puede descubrir. Rutas cambiadas por el transcurrir del tiempo y que todavía quedan viajeros que las quieren recorrer. Una de ellas es la conocida como la de los monasterios. Santa María La Real (Nájera), los Cistercienses de Cañas, Suso y Yuso en San Millán de La Cogolla y el Monasterio de Nuestra Señora de la Piedad (Casalareina).

  • Nájera o Náxara (en árabe)

Ocupa las orillas del río truchero Najerilla. Es una población medieval que desde el siglo X aparece en las crónicas. Entre otros méritos tiene en su haber el ser la ceca de la primera moneda de la Reconquista y que en 1217 Fernando III El Santo se proclamó Rey de Castilla.

La villa antigua (letreros en todas las entradas de la población) se refugia a la orilla del río. Tiene numeroso monumentos, pero el más importante es Santa María La Real. Entre sus muros, que comenzaron a construirse en 1052, se encuentran un retablo barroco del siglo XV; el coro, obra de los judíos Andrés y Nicolás (1490); el panteón real con el sarcófago de Blanca de Navarra, y el Claustro de Los Caballeros, con el sepulcro de Diego López de Haro, Señor de Vizcaya y fundador de Bilbao.

Domina el conjunto la mole rojiza del Castillo. Está perforado por numerosas cuevas que fueron habitáculo de los eremitas.

  • Cañas

Monasterio de Cañas. Actualmente está regentado por las monjas de clausura del Císter. Fue fundado en 1170 por el conde Lope Díaz de Haro. Se merece una visita. En la sala capitular yace el cuerpo incorrupto de la infanta Doña Urraca.Los amantes del arte sacro pueden contemplar el Retablo Mayor dedicado a los milagros de Nuestra Señora (siglo XVI). Es una joya del Renacimiento.

  • San Millán de la Cogolla, cuna del castellano.

El conjunto de los dos monasterios de San Millán de la Cogolla, llamados de Suso y de Yuso, es también conocido como la cuna del castellano. El más alto, refugiado entre un espeso bosque de robles y encinas, fue construido entre los siglos VI y XI.Se cree que fue el lugar donde Gonzalo de Berceo, monje riojano que dominaba el latín, el romance y el euskera, escribió los primeros poemas en castellano. También se publicó el Códice Emilianense (946). Es una fecha clave para la datación de los primeros documentos escritos en español.El monasterio de Suso se esconde en las faldas de los montes llamados Cogollos. Ahora se alcanza por carretera, pero hasta no hace muchos años tenía que se visitado a pie. Desde el bloque herreriano de Yuso hay 30′ a paso tranquilo, aunque con una cuesta pronunciada.

  • Monasterio de Nuestra Señora de la Piedad.

La Iglesia del Monasterio es de estilo gótico, llamado estilo Reyes Católicos. Es de una sola nave en forma de “T”, con “capillas-nicho”, intercomunicadas, coro alto y sotocoro. Tiene siete retablos. El mejor es el retablo del “Altar Mayor”, hecho en 1620 por el arquitecto de Valladolid Juan de Garay. Las pinturas policromadas son de Juan de Lumbier y Pedro de Fuentes, nacidos en Tudela. Las esculturas se atribuyen a los navarros Juan de Biniés y Pedro Martínez. La “Portada-Retablo” de entrada a la iglesia se atribuye al taller burgalés de Felipe Virgany y a sus colaboradores: Juan de Balmaseda, Cristóbal de Forcia y Juan de Cabreros. El tema de la portada es el Hombre Antiguo (Adán: paganismo) salvado por el Hombre Nuevo (Cristo: cristianismo). Hay muchos símbolos del mundo pagano y del mundo cristiano.

Contact us for information on available accommodation.

Email: info@traveloja.com – Phone: (+34) 619 11 53 35

Nombre (requerido)

E-mail (requerido)